Sé tu mismo, sin morir en el intento.

 

 ¿Por qué es tan tremendamente difícil ser uno mismo?

¿Puede ser que sea: “puro miedo”, de tener que mirar dentro de nosotros mismos y no saber lo que vamos a descubrir. Ya que no solemos tener ni la menor idea de quienes somos en realidad.

Con el tiempo, estoy consiguiendo entender, que nos tenemos que dar la oportunidad de encontrarnos y enfrentarnos a nosotros mismosa lo largo de nuestra vida.  Para ello, sería muy bueno aprovechar los valiosos ratos de soledad que esta,nos ofrece. En los que podremos tranquilamente rastrear en nuestro interior”, con actitudpropósito y pensamiento de “hacerse frente”, a pesar del temor que nos pueda producir.

Al fin y al cabo, significará decidir firmemente, tomar la responsabilidad de uno mismo.

Esa hazaña precisa de valentía, no nos engañemos, ya que quiere decir que tendremos que “osar” a actuar de acuerdo con quienes somos de verdad  y no bajo las reglas de otros, por el pánico que nos puede dar el no ser aceptados ó queridos.

Pero, es que es realmente importante, pues solo alcanzaremos la felicidad si logramos vivir en coherencia con lo que “dicta nuestra propia alma”.

Es verdad, que todo esto entraña una gran dificultad, ya que, solemos vivir de espaldas a nuestros sentimientos y deseos, que muchas veces desatendemos,  porque ni siquiera los conocemos. Pues, estamos acostumbrados desde niños, a asumir que los gustos de otros son los nuestros.

Insistentemente nos esforzamos por ofrecer un personaje ficticio que “inocentemente” creemos que es más digno de aprobación que nosotros. Olvidando completamente que no hay nada más aceptado y querido que la autenticidad y naturalidad, que persistimos en disfrazar.

Estoy dándome cuenta de que si no nos aceptamos, ni valoramos, ni queremos a nosotros mismos, jamás lograremos sentirnos satisfechos, puesto que buscaremos sin cesar FUERA, lo que ha de surgir desde nuestro propio interior.

Y no debemos olvidar, también, el abandonar definitivamente, ese “maldito invento” (que llevamos incrustado en la cabeza), de la “perfección”. Cuántas veces nos hace fracasar la ignorante búsqueda de algo que, sencillamente, “no existe”. Todos poseemos maravillosos defectos y virtudes que es muy recomendable que conozcamos y aceptemos lo más pronto posible. 

Y estoy comprendiendo que, solo de esta manera, se conseguirán unas “relaciones saludables” con los demás. Ya que, entre otras cosas, dejarán de tener ese pesado lastre de “la obligación de amar”, pues, la necesidad que las personas tenemos de ser amadas, quedará ya cubierta por el propio amor que nos daremos “nosotros a nosotros mismos”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s