Y la adversidad dió a luz…

“Una pasmosa revelación” se ha alzado en mi interior. E insiste en ser la que manda, la que se impone avasallando y subyugando a todo lo que pesada y monótonamente, allí se había ido colocando. Y donde, insólitamente, pretendía permanecer durante toda mi vida vivida”, a lo largo de mi historia completa. A escondidas, siempre trató de instaurarse, nada menos, “como un principio fundamental de mi realidad”. Y yo no me daba cuenta, sigilosamente me dominaba y desde allí agazapada, se aseguraba y garantizaba mi inmovilidad absoluta, segura, obediente y permanente”, como una auténtica guardiana de aquella supuesta realidad.

Más, de pronto y por fortuna, llega esta “novedad tan novedosa” y me deja perpleja y atónita. Me va conquistando y me envuelve, logrando de forma encubierta, poquito a poco y a empujoncitos, entrometerse más y más”. Osa, incluso, a oprimir a aquello que se consideraba “pura cátedra”, la única posibilidad y un “señero modelo de la única realidad existente”.

Empero, arrancándolo de cuajo , despiezándolo sin más”, derriba la supuesta contundencia que mi agarrotada educación le había asignado. Y como por arte de milagro, una luz muy especial, se aparece e ilumina todo lo de aquí dentro. Y me da pié a aproximarme y de pronto poder divisar, que realmente eso era una simple conjetura de autenticidad”. Que pretendía impermutablemente, limitar mi capacidad de observar las “millones de posibilidades” que se me ofrecían.

Por lo que, sintiéndome timada, ya no me lo creo, ya no me es útil, ya no me sirve. Ahora requiero partir de un flamante umbral” y abastecerme de un innovador pilar para mi vida”.

No se trata de ser esnobista, ni pedante, sino que es solo por auténtica necesidad. He de girar mis pasos hacia otras convicciones donde asentar esta recién “reanudada senda vital”.

Pues, como una máquina a pleno rendimiento”, como un cohete dispuesto a despegar, acompañada de un ruidoso y revoltoso estruendo de motores”, a punto de explosionar e impulsada por sus estrepitosos propulsores, que no paran de empujar y que de un lado para el otro, fabrican sin cesar” artilugios diferentes, raros, curiosos que tendré que explorar, re-instaurar y reincorporar, determinada a retomar mi movimiento, persistir en la marcha. Y qué más dá si de momento, no acierto a comprender para qué me servirá todo esto… ya dilucidaré su utilidad.

Pero con una actitud decidida y dirigiéndome con paso firme hacia mi frente”, he empezado a dibujar una senda diferente”, que me propongo abordar.

¡Claro que me escoltará el miedo!, evidentemente y con él he de caminar, conquistando poco a poco, esos flamantes retos que estoy en disposición de desafiar. Pero es él, el que me va a facilitar la cordura necesaria para no caer en la temeridad”.

Percibo aquí dentro, una eclosión de nuevo propósito: abandonar de una vez por todas, esa rigidez de ideas” que me han “coaccionado persistentemente” en una sola dirección, que no me han permitido mirar hacia otros lados, ni descubrir nuevos tonos, entre los diferentes colores que ahora sé que existen y que me han impedido divisar terceros rumbos.

Ojalá  mi vida pegue ese giro definitivo que tanto he esperado y por fín “Alcanzaré el plácido triunfo de poder regocijarme en esa maravillosa flexibilidad”, que jamás conocí.

  A lo mejor logro correr el velo y descubro:

 la fascinante libertad”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s