Buceando por aquí dentro

Hoy, me he despertado en medio de un frío pero apacible día invernal, “envuelto en niebla”, donde, millones y millones de gotitas en el aire, conforman una película muy especial, que deja penetrar la luz, pero que me impide que llegue verdaderamente, la nitidez y claridad de las imágenes que me rodean. Con lo cual es una selectiva capa que a su propio antojo, me tolera ver lo que ella misma quiere.

Y en este ambiente quieto y silencioso y quizás algo misterioso”, me encuentro. E, inevitablemente,  dentro de ella, hoy está empaquetada mi realidad. Y tal vez me engaña, pero qué más da, acaso ¿no es fantasía, siempre lo que percibimos de nuestro entorno?.

Pero me gusta y me hace sentir “yo sola”, dentro de esta quietud, adviertiendo una especie de plena felicidad”, que me acaricia suavemente con un soberbio sosiego”, ¡ya no puedo pedir más!. Y es que “barrunto que lo merezco” y lo pienso disfrutar.

Me parece que estoy más cerca de mí misma” que nunca. Por lo que me queda por delante la ardua tarea de hacerme ver tal y como, “voy descubriendo, que debo ser”.

A lo mejor, los demás esperan a otra, pero no, este es el único resultado que estoy obteniendo de este largo letargo en el que me ha instalado la medicación y la enfermedad.

Mi esencia, mi añorada y buscada esencia, ¿cómo definirla realmente? Ni lo sé, ni me importa, porque lo que ahora preciso y tengo la necesidad de sacarme a la luz”, como si de un “enterrado tesoro se tratase, que ya no puedo ocultar más”.

Porque, hoy he despertado con la osadía necesaria, para desenmascararme, por vez primera, ante mí y ante vosotros, “con toda la autenticidad de que sea capaz”.

Decidida a encararme conmigo misma, a abordar mis más profundos temores, aquellos que por pura costumbre, o miedo, me obligué a no desafiar. Con agallas suficientes para defender orgullosamente” mis proyectos, sin complejos, sencillamente porque quiero.

Sin azorarme lo más mínimo, por los vuelcos, tumbos o giros, que haya dado a lo largo de mi vida, ya que, hoy comprendo y me permito enmendar, corregir, subsanar y, al fín y al cabo, ir retrazando permanentemente mi rumbo”, cada vez que lo encuentre conveniente.

Por lo que, ahora me doy cuenta, que esta es una “eterna cuestión que me acompañará toda mi vida”: ¿quien soy?. Pues si bien debe existir aquí dentro, alguna especie de núcleo principal”, hasta cierto punto inmutable, sobre el que segundo a segundo se va construyendo un YO actualizado, al día, completamente dependiente de su derredor.

Por lo que ahora me queda un tenaz trabajo diario, en el que considero que merece la pena insistir, que es continuar indagando, “en la la misma médula de mi interior”, que nunca jamás más he de volver a obviar. Gracias a esto, estoy convencida, me valoraré, estimaré , apreciaré y toleraré más, lo que será esencial en mi día a día, en mi vida conmigo misma, junto a mí. Y, comprenderé y respetaré mejor” mis reacciones y alcanzaré el dar significado a lo que inevitablemente soy.

Y entonces, como algo realmente milagroso, puede que surja la dirección más aproximada que me llevará a mi propia, especial, particular y propia felicidad.

A partir de ahora, seguiré andando muy despacito, pero sabiendo adónde. ¡O eso espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s