Mi propósito para el 2018

Hoy es el primer día de un nuevo año, “en el que tengo un sueño”.

Son 365 días, todos para mí, repleto de nuevas  oportunidades, diferentes posibilidades y extraordinarias opciones que acometer. Lanzándome a abordar nuevas hazañas.

En que tengo la ilusión, de “abrir nuevas puertas y ventanas” que den hacia impensables derroteros”.  Donde encontraré, ímpetu para actuar, empuje para atreverme y brío para abalanzarme, por ilusionantes compromisos y entusiasmantes faenas, “aderezadas, todas ellas, con la total libertad de mi imaginación”.

Y así, marcharé, poco a poco por este 2018, galopando por sus caminos, con absoluta despreocupación, dando rienda suelta a mi ingenio, ineludiblemente, me dejaré llevar hasta suscitar lo conocido y lo irreconocible”, lejos de formulismos instaurados, tratando de ser, “plenamente original”.

Y de esta forma, me atrevería, al fin, a huir de “cualquier hecho cabal”, emprendiendo “un rumbo discrepante, llamativo, provocativo, sugerente y divertido…”.

Y es que, en este nuevo año, me voy a conceder el precioso derecho a salirme de la norma”, a romper con lo establecido, a zafarme de lo que de mí se espera y aapearme de la normalidad”.

En este flamante año 2018, me he propuesto, además, comprometerme conmigo misma”, y aventurarme a “hacerme cargo de mí misma”, de una vez.

A pesar de sus posibles prebendas y quebrantosadjudicándome, no solo las consecuencias de mis actos, sino además, de mis propias conductas”.  Con lo cual, acometeré “con determinación y coraje las bridas de mi existencia”, con TODOS sus efectos.

No se tratará de culpabilizarme aunque sí de responsabilizarme, de todo comportamiento, sentimiento o emoción que nazcan de mi misma, sino de asumir con auténtica madurez”, mi incumbencia sobre ellos.

Decidida a conocerme, colocaré los focos sobre mí” y escudriñaré todo lo que sea necesario “en mi interior” y me “buscaré en todo lo que sea un espejo donde me refleje”.

 

Y quién sabe si alcanzaré,  el germen de mi felicidad” , que es definitivamente, lo hallaré, dentro de mí,  “allí donde se ubicará mi serenidad, satisfacción y complacencia”. Ya que, por fin comprendo, que yo soy la única causante de mis emociones y reacciones, ya que en mí residirá esos sentimientos de “enojo, o tristeza o alegría o ira, etc”, ante las diversas situaciones y personas que se me presenten en la vida

Este nuevo año pues, he elegido ser un atento espectador de mis reacciones” y continuar con sumo cuidado, mi “proceso de autodescubrimiento”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s