Intuición: realidad o imaginación

No se si existirá la intuición, realmente, o si simplemente se tratará de “una maniobra más de nuestro polifacético cerebro”.

Lo que es cierto, es que, a la hora de dar respuestas ante las situaciones que se nos plantean a lo largo de nuestra vida, este, puede ser “otro posible camino a seguir”, otra alternativa que nos concede la magnífica y compleja mente.

Se conoce por intuición, o corazonada, etc…, cuando llega “una respuesta súbita”, sin meditación de ningún tipo, ¡en un periquete!, “sin saber dar una clara explicación” a cómo se ha llegado a esta opción. Ya que, parece que es, la propia cabeza, la que, velozmente “incita a tomarla”, sin más.
Por lo que, algunos defienden de manera categórica, que la intuición está completamente “alejada de la razón”.

El caso es que este particular camino, “se fundamenta en las experiencias y emociones previas”, las vividas con anterioridad, pero que “se asemejan a la nueva situación”, ya que el ser humano tiene “registradas todas” desde su nacimiento en “el subconsciente”.
El tipo de respuestas, así obtenidas, “se sienten profundamente y en lo más hondo del ser”, pero, “no se piensan”, como son por ejemplo, “sensaciones, imágenes, palabras cortas”, que nos impactan porque ni siquiera podemos entender ni cómo, ni de dónde surgieron. O “incluso frases”, no muy elaboradas, ni complicadas. Todas ellas, tratan de hacer llegar “a una actuación final”, haciendo de “mensajes que arrancan desde el mismo subconsciente” mágicos e inexplicables, que tan solo en ciertas ocasiones se pueden escuchar “como tenues susurros”.
Susurros que “pretenden encaminar” hacia una determinada vía, que acabará en un “acto instantáneo”, ilógico (bajo el criterio de algunos), pero “muy de acuerdo con el sentimiento interior” y, “más próximo a lo que se desea, que a lo que se debe”.

Pero, por fortuna existe el camino habitual, más usado y tradicional, en que se “razona y medita” para obtener la resolución, resultando de sopesar los pros y los contras.
Y gracias a esta otra opción, se evita, muchas veces, que, en la que utilizamos la intuición, “arrample con todo lo que se encuentre a su paso”.
“Aunque tarde mucho más tiempo la que usa la razón” y que, probablemente, otorguen las acciones “más equilibradas”.

Buda decía que “la intuición y no la razón atesora la clave de las verdades fundamentales”

No obstante, no deja de ser verdad, que la intuición, es muy efectiva en aquellas situaciones en que se precisa “rapidez, por encima de todo”. De modo que, será como “una alarma que alerte” de circunstancias, en que se “comprometa la vida humana”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s